El sistema natural de Linneo

by

linneo

No todo estructuralista es tan descontrolado como lo fue Carl von Linné (1707-1778), más conocido por Linneo. Este hombre cuyo retrato hoy les sirve a los suecos para identificar los billetes de cien coronas fue alguna vez un pionero del análisis estructural, un auténtico devoto de la idea de que existe un orden perfecto en las cosas. Con esa confianza Linneo escribió de joven un panfletito llamado Sistema natural y se pasó décadas, después, ampliando a miles de páginas aquel boceto.  En su libro, y en el siglo XVIII, Linneo abrazó esta idea: existe un orden jerárquico subyacente a la naturaleza, ese orden fue establecido por Dios, y es deber de los hombres descubrirlo y clasificar de acuerdo con él todo lo que existe. Linneo se consagró a las plantas y las flores, por eso se lo considera padre de la botánica. Pero, inquieto como debió haber sido, también clasificó al hombre mismo.

Esta es su clasificación de los hombres en El sistema de la naturaleza (1735):
HOMO
Sapiens.
1 Salvaje. Cuatro patas, mudo, peludo.
2 Americano. Piel cobriza, colérico, erecto, obstinado, contento, libre. Pinta su cuerpo con delgadas líneas rojas. Se gobierna por costumbres.
3 Europeo. Justo, sanguíneo, musculoso, gentil, agudo, inventivo. Se cubre con ropas. Se gobierna por leyes.
4 Negro. Flemático, relajado. Se aplica grasas sobre la piel. Se gobierna por caprichos.

Monstrosus.
1 Montañero. Pequeño, activo, tímido.
2 Patagónico. Grande, indolente.
3 Hotentote. Menos fértil.
4 Americano. Sin barba.
5 Chino. Cabeza cónica.
6 Canadiense. Cabeza achatada.

Además de jodido, el estructuralismo muchas veces es una joda. Los criterios entran y salen a piaccere, lo que sirve para describir A tendría que servir para describir B por oposición, y en cambio nos encontramos con que de repente importa el tamaño de la cabeza, de repente si pinta con una delgada pluma. Y encima: “americano” es sapiens y monstruoso al mismo tiempo. Alejandro Dolina diría: “Es más difícil que trazar una línea de A a B sin que C se dé cuenta”. De algo así se debía estar riendo Borges cuando escribió aquello del imperio chino.

Anuncios

2 comentarios to “El sistema natural de Linneo”

  1. Necro Says:

    La descripción del americano hace pensar en un metrosexual avant la lettre.

  2. Gabote Says:

    ¿Linneo no era enciclopedista?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: