¿Quién no tuvo un Leo así?

by

El fútbol es un juego complejo. ¿Cómo jugó?, le pregunta el técnico a su colaborador respecto de un futbolista. Y por encima del pedido de informes se pregunta: ¿cómo jugaría? Circunstancias de todo tipo le quitan el sueño al entrenador. Y cuanto más paranoico, mejor perfilado para su tarea. Poner a un voluntarioso jugador de Huracán en medio de un partido decisivo de selección nacional y que éste haga el gol que te manda a Sudáfrica es la prueba: en el fútbol no hay archivo elocuente, el dato acerca de cómo jugó vale cero frente a la especulación con la circunstancia o el cómo jugaría.
Con Leo Messi merman las circunstancias. Brilla cada domingo jugando el mismo partido. Salvo su gran desempeño en un torneo juvenil hace unos años, todo es descollar con la camiseta del Barcelona, en un campeonato que es el menos competitivo del mundo.
Mi memoria de lectura dice que el español es el torneo más competitivo del mundo. ¿Cómo hicieron, los clubes de la península y el periodismo, para generar esa ilusión?
Si es una liga que lleva décadas homenajeando a dos equipos. De 1985 en adelante, coincidiendo con la transfiguración de España en el nuevo rico de la Unión Europea y el mundo, se jugaron 25 torneos: Real Madrid y Barcelona se repartieron 21 títulos. Los demás clubes habrán desarrollado ya una lógica de supervivencia que los convierte en ONGs defendiendo puestos de trabajo más que en equipos. Si Messi es un genio de la pelota, lo sabremos cuando no se vea envuelto en la nadería de la falsa competitividad peninsular.
La primera condición para saber si Messi es como Maradona sería trasladar al campeonato argentino equipos como el Getafe, el Zaragoza, y mandarles algunos de nuestros “chicos”: Banfield, Colón. No alcanza para ver a Leo jugando contra las circunstancias, porque seguiría siendo el Messi habituado a una camiseta de lujo, pero sería un comienzo.
La otra es ver a Leo bailando, como se dice, con la más fea. Y acá me acuerdo de mi Leo, el que yo conocí cuando jugaba al fútbol. Éramos siete pibes de una misma calle, íbamos al Club Jorge Newbery, en Villa Real, y no llevábamos un equipo de la cuadra –nadie lo hacía entonces, el “equipo de la cuadra” es un pasado fraguado, lo mismo que la “seguridad”, desde la actual “inseguridad”. En vez de eso íbamos al club a jugar con otros chicos conocidos o amigos, a mezclarnos en equipos mutantes. La cuestión es que mi Leo, que era por lejos el más habilidoso, sólo quería jugar con los más habilidosos. Mientras se armaban los equipos Leo se distraía, después llegaba gritando su conformidad o su plan para una nueva repartición de jugadores. A mis ojos era un escándalo: ¿cómo un pibe extraordinario rechaza jugar en condiciones adversas? Quería ser el mejor entre los mejores, cuando más difícil y más loable era ser mejor que los mejores. ¿Quién no tuvo un Leo así? El mío, que se llamaba efectivamente Leo, en los noventa jugó en la primera de Argentinos Juniors. Si en vez del bicho, que entonces era más que nunca un bicho bolita, hubiese jugado en el Vélez de los noventa hoy sería famoso.
Mi Leo no era Messi, desde ya. Y sobre todo nosotros no éramos el entorno que hoy rodea a Messi. A mi Leo, que fuera de la cancha era un buen tipo, en la cancha, una vez armados los equipos según su capricho, los que iban a morir no lo saludaban. A Messi en cambio lo aplaude la afición rival, y el mundo está tan loco que ese gesto se convierte en emblema de no se qué virtud cívica. Hay que pensarlo en el contexto de rivales que juegan sin esperanza, como en el viejo circo. ¿No te gusta el fútbol profesional? Si sos argentino te sobrarán argumentos, si sos español no hay otra posibilidad.
Dada una interpretación, sería cobarde de mi parte no arriesgarme. Creo que Messi no puede ayudar a que tengamos otro mundial. Y me quita el sueño la pesadilla de ver a Messi jugando para nosotros contra España en una eventual segunda fase, pero esto es otra cosa. Quisiera verlo con la camiseta del Málaga como vi a Maradona con la camiseta del Nápoli.

Anuncios

2 comentarios to “¿Quién no tuvo un Leo así?”

  1. Luiz Roberto Guedes Says:

    Hola, Pibe! Passei por aqui, deixei 1 abraço. A mi me gusta mucho ese tío Lionel Messi. Vou torcer, a la vez, por Brasil e Argentina. Hasta. [LRG]

  2. denapoli Says:

    y ahí, luiz!! grande abraco. nao esqueca torcer por paraguay!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: