Flores en el aeropuerto

by

En un escritorio trabajan
todas las comas del mundo – no las busques
en el aire al borde de la respiración.
Donde hubo paciencia no pidas pausas.

Esto es un ramo. Esto está dentro de un ramo.
Nunca había entrado a un aeropuerto con flores
ni a una ciudad. Disculpá si hablo demasiado,
no importa si por la boca o por el bouquet.

Y no me importa que tus defectos también se agolpen.
Sé del catalán que sedujo a la encargada de un hostel
hablando mal de vos.
Yo hace mucho que te conozco.

Noches que no ignoré la paja
puedo separarlas del trigo.
Seguro a nadie la venganza le parece
un medio de comunicación. El tiempo pasó.

Noches de escribir. Noches de paja.
Puedo separarlas de un hall de aeropuerto.
Ya encontrarle madurez a este proceso
sería un engaño. Sólo escolaricé a mi egoísmo.

Hice una balsa a golpes de mí mismo.
Visto entre aviones, el esfuerzo se diluye.
Pero existió. Existió y lo rescato.
Ahora, que estoy agitado, quizás no lo veas.

Pero aceptá este candidato
a último ramo de flores que te di.
Mañana ya no voy a correr como loco
ni siquiera para olvidar.

Anuncios

2 comentarios to “Flores en el aeropuerto”

  1. chaves Says:

    lo llevo hoy al taller! un saludo, cristian

  2. denapoli Says:

    buenísimo, gracias, abrazo luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: