Mil besos de hondo

by

Este poema de Leonard Cohen ya traté de versionarlo tres veces, y nunca me gustó el resultado. Ahora un poco sí, pero le sigo dando.

Mil besos de hondo (A thousand kisses deep)

Buscabas carne
la última vez
carne a lo bruto
nada francés
y hay que ser hombre
que lo entendés:
fue algo tan dulce
tu ordinariez.
Mi alma gemela
mi maltraer
dormido y todo
te alcanzo a ver
y qué otro cuerpo
qué otra mujer
mil besos de hondo
me haría caer.

Te abriste un día
como una flor
te amé y fui joven
en tu calor
no este muñeco
de nieve que hoy
bajo la lluvia
sufrió el rigor
este que te ama
sin esplendor
con pura estampa
de perdedor
con lo que era
con lo que soy
mil besos de hondo
caigo y te doy.

Sé que tuviste
que serme infiel
que no elegiste
ese papel
de chica sexy
salida del
barrio privado
rumbo al hotel.
Perfecta estrella
de un porno cruel
tan elegante
y sin nivel
puedo estar viejo
y aún soy aquel
mil besos de hondo
bajo tu piel.

Puedo estar solo
contra el alcohol
como estoy solo
leyendo a Paul
Marie Verlaine
y el corazón
no se retracta
y sigue el show:
digo mis poemas
cumplo mi rol
otros poetas
lo hacen mejor
pero me aplauden
ya es todo un gol
“Mil besos de hondo”
en español.

De amar sé algo
de odiar también
es en el medio
que no ando bien,
traté de hablarlo
ahora ya fue
bueno, hace años
que lo intenté.
Pero estás linda
estás muy bien
te piropean
cuando te ven.
Desde este fondo
si un día volvés
mil besos de hondo
caería a tus pies.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: