Restos de Fogwill

by

fog

Fogwill murió y dejó una ristra de apóstoles indiscretos. Muchos de estos truhanes se dan cita en un libro que acaba de salir: Fogwill, una memoria coral, editado por Mansalva. Mientras lo leía, se me venía a la mente un pasaje sumamente miserable de la vida literaria argentina: cuando aquel programa de televisión “Los siete locos” armó un mesa a propósito de la muerte de David Viñas para que la invitada, Sarlo, y la conductora, Fulana, hablaran mal de David. Episodios de ese tipo demuestran que la literatura no es una religión -¿cómo podría serlo, por lo demás, si hoy todo el mundo escribe? La literatura es la senda de Judas disfrazada de apostolado. Es bueno saberlo y punto.

Fogwill, una memoria coral, de todos modos no es exactamente -o no es abiertamente- un libro contra Fogwill. Pero su efecto de lectura conduce al mismo lugar. Y es que las entrevistas a sus “amigos” escritores se detienen casi todas en los aspectos más pobres de una vida. Chimentean, cuentan anécdotas opacas, buscando siempre el lado improductivo del homenajeado. Sobresale el testimonio de Sergio Bizzio, un novelista que trabaja de lunes a viernes escribiendo guiones estándar para el cine y la televisión pero consagra sus fines de semana a la literatura de vanguardia. Dice Bizzio, en un trecho de su sentida razzia: “A Fogwill lo vi tomarse rayas del tamaño de una caña de bambú”.

Una memoria coral es un grupo de escritores tratando de construir la imagen de otro, fallecido, supuestamente homenajeado, como un talento que se desperdiciaba a sí mismo. Incluso algunos trechos que hablan de la generosidad de Fogwill dan a entender que era una generosidad regalada, desperdiciada, improductiva. No sé qué grado de amistad los unía; seguramente era escaso. Habría constancia de que otros, más ligados a Fogwill, más amorosos, se negaron a dar testimonio en el libro. Un buen reflejo el de estos otros.

 

Anuncios

2 comentarios to “Restos de Fogwill”

  1. Comandante Cansado Says:

    Buen texto, bien escrito.

  2. almox Says:

    No queda claro si leíste o no leíste el libro sobre Fogwill. Fabián Casas participó del libro, y haciendo un papel de autombombo que da verguenza ajena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: