Archive for 18 diciembre 2015

En las tolderías de Uhart

diciembre 18, 2015

uhartDe Patagonia a México es el título de la última recopilación de crónicas de viaje escritas por Hebe Uhart. A este volumen lo anteceden, siempre editados por Adriana Hidalgo, otros cuatro títulos donde la autora reúne observaciones y charlas (Visto y oído se llama uno de ellos) registradas en viajes por el país y el exterior. Sus crónicas, al menos las de este último libro, no están fechadas: no hay referencia al año del viaje ni al de su narración. Esto, que quizás para los uhartistas no es un descuido sino un código -quizás ellos conocen un protocolo del tipo “las crónicas que publica Hebe son siempre sobre viajes muy recientes”-, podría ser, se me ocurre, para otros lectores, un desacierto de la edición. Porque uno quiere saber, por ejemplo, si tal viaje a El Bolsón es de 2008 o 2014, y se queda con las ganas. En todo lo demás la edición es un chiche. Y las crónicas en sí, una mejor que la otra.
(more…)

Alrededor de Shannon

diciembre 16, 2015

shannonAntes de tener 120 páginas, Alrededor de Shannon tuvo 120 lecturas. Más o menos desde 2010 el autor, Martín Dubini, que carga con keatoniano talento su fobia a las situaciones de recital, viene siendo invitado a todos los eventos donde la poesía se dice en voz alta -ciclos, terrazas, festivales- y saliendo muy bien parado de cada una de esas entreguerras. Estudiadamente tosco, de una timidez sibarita, su modo de presentarse en público incita o más bien determina la estructura sentimental del héroe de sus poemas, el combatiente Steve, que en medio de la catástrofe bélica se siente aislado y a la vez el centro de una fiesta. Dubini lee sin el menor guiño a la audiencia, pero en total complicidad con ella. Varias virtudes melódicas -como sus cambios de ritmo o sus tonos en falsete- se suman a las propias de su escritura y lo convierten, me parece, en un jugador importante dentro de esto que se llama poesía actual.

Para ser leídos, sus poemas de Steve y Shannon circulaban hasta ahora en posteos, pero la suya, que es una poesía del soliloquio, no cuajaba bien en redes sociales donde se supone que el autor debe responder con un “¡muchas gracias!” a cada uno de los “¡sos un genio!” siendo que Dubini, lo mismo que Steve, curte la parquedad. Por eso muchos nos pusimos contentos cuando la editorial Cuervo & Bicho, más conocida como Blatt & Ríos, decidió que era hora de trasladar al papel estas églogas cyberpunks.

El libro se llama entonces Alrededor de Shannon, y es la historia de un melómano en el frente de batalla. La palabra “alrededor” en el título ya da noticia de lo que es la concepción poética de Dubini: una preocupación por recuperar el lirismo de la manera menos directa posible, camuflándolo bajo claves de lectura técnicas y hasta políticas; un rodeo o un ir y venir sin acercarse nunca del todo como para no quedar pegado -¿y quién no queda pegado?- a la doña, la amada, la vieja y romántica belle dame sans merci.

Kryptonita, de Leo Oyola

diciembre 15, 2015

kry

Es toda una tradición literaria en estas tierras -y una muy querida, incluso cuando apenas pasa de pícara- que los héroes del mundo mundial, los mitos del folclore y la literatura de Oriente y Occidente, vivan también un episodio criollo, una singular y más o menos discontinua deriva argentina, muchas veces por caminos suburbanos. Momentos de esa tradición incluyen al diablo alemán, el Fausto, leído y comentado por dos gauchos orilleros del siglo XIX, así como a diversos seres de la mitología europea reencarnados en un grupete de escritores que se mueven oscuros por la noche de Saavedra, según la imaginación de Marechal. En estos primeros pliegues del siglo XXI la misma tradición se enriquece con el aporte, entre otros, de la novela Kryptonita de Leo Oyola, que salió a la calle en 2011 y hoy se reimprime a granel gracias a que fue llevada al cine.
(more…)

Una visita gótica

diciembre 15, 2015

 

 

smith

 

Aunque a veces parezcan inoxidables, las bandas de rock nacen, crecen y mueren. Pero no todo el mundo es conciente de esto –de que incluso las bandas tienen un ciclo de vida– y por eso se explica que los grupos de Europa y Estados Unidos nos gusten más a nosotros que a la gente de allá. Nosotros sabemos, desde que alguien graba su primer disco, que ese músico o esa banda van a envejecer. Es un conocimiento que no comprime la emoción sino todo lo contrario: la potencia. ¿Y acaso en el Primer Mundo no lo saben? No tanto, porque cuando el acceso es rápido, las cosas dejan de enseñar. No es fácil asumir que los superhéroes envejecen con uno cuando los ves salvando al mundo a los diecisiete años. En cambio en los lugares periféricos nadie se engaña, porque son tierras que los músicos internacionales visitan cuando ya perdieron una buena cantidad de melena. Después de veinte, treinta años tocando, llegan con una ristra de temazos, muchos de ellos compuestos al salir de la adolescencia, cuando su público y sus amigos también tenían bandas. Satisfechos o no, el tiempo pasó y ahí los vemos llegar, curtidos. Adivinábamos que iba a ser así, y está todo bien, nos gusta. Porque a su vez –y esto es lo más interesante– entendemos que esas bandas nos visitan justo en el momento en que están entrando en Algo. En algún sentido, somos nosotros los que los agarramos frescos. Lo pienso en relación con lo que dijo un famoso gurú de los negocios: “Un emprendedor con plata no es un emprendedor, es un administrador”. Nunca me voy a olvidar de esa frase que leí en la revista de una aerolínea, y que se deja traducir perfectamente del mundo de las finanzas al de la música o el arte. Así, un artista joven es un mero administrador, porque la juventud en sí misma es un capital inicial, y muy poderoso, aunque algunos no lo aprovechen. Mientras que un músico que envejece, en cambio, es un aventurero fresquito. Y los países periféricos tenemos la suerte de encontrarlo cuando acaba de lanzarse a la intemperie, a medirse con un destino sin garantías.

Cuando vino New Order, el público celebraba sus bodas de plata con New Order. (more…)