La Teoría de la Vanguardia

by

burger

Un libro que durante mucho tiempo fue aceite para las fotocopiadoras de los edificios donde se enseña literatura o historia del arte: la Teoría de la vanguardia, de Peter Bürger. Su autor es un hijo de la famosa Escuela de Fráncfort donde trabajaron Theodor Adorno y Herbert Marcuse entre otros. Bürger, que dio a conocer este libro en 1974, sigue actualmente pillo y reflexionando sobre el tema -en 2014 de hecho sacó un libro cuyo título en alemán equivale a Después de la vanguardia, pero que hasta hoy no tiene traducción al español. Hay tres o cuatro libros de Bürger traducidos y más o menos disponibles en bibliotecas, no tanto en librerías. De todos modos es esta, la Teoría de la vanguardia, y quizás porque además de incluir planteos novedosos es también una especie de manual que repasa las concepciones del arte moderno desde Kant y Marx hasta Benjamin y Brecht, su obra principal o la más difundida. En algún momento existía una edición española del sello Península (que hoy pertenece al Grupo Planeta): esa edición es la que circuló en los ’90 la mayoría de las veces sin el aura del objeto-libro sino más bien en fragmentos o copias anilladas. Que hoy este libro pueda conseguirse, y a 220 pesos, en cualquier librería del ramo, se lo debemos a un editor remero de la escuela de Santiago Lange como es Néstor González, el editor de Las Cuarenta.

La hipótesis central de Burger es conocida: las vanguardias fracasaron en su objetivo explícito (romper el museo, volver a unir arte y vida) pero tuvieron triunfos inintencionados, entre ellos el haberle puesto fin a la manía de la obra de arte concienzudamente perfectita en la suma de sus partes. El tema es complejo y están también los que postulan que las vanguardias fueron el porro que necesitaba fumarse la alta burguesía para seguir lucrando desde una nueva credibilidad de calle. Una insidiosa palabrita, “autonomía”, está en el centro del debate, y tiene que ver con la idea de que el arte y la literatura habrían obtenido desde el siglo XIX el derecho a no deberle su propia lógica a ninguna otra esfera de la sociedad (ante todo ni a la iglesia ni a la política). Un lector de César Aira estará de acuerdo con esto; un lector de Fogwill, quizás no tanto. Un lector de ambos seguramente oscile a gusto, pasándola bien. En los debates latinoamericanos, sin embargo, tiene peso esta formulación que alguna vez hizo un teórico brasileño: al importar a nuestra región ciertas nociones como esta de autonomía del arte, en realidad se está trabajando con ideas fuera de lugar.

La autonomía sería un rasgo del arte del arte moderno; no de las vanguardias que, como decíamos, buscaron religarse a la vida. Un rasgo de estas puede ser, por ejemplo, el montaje, que Bürger define como “la incorporación de fragmentos de realidad a la obra, o sea de materiales que no han sido elaborados por el artista”. El inodoro de Duchamp es el ejemplo obvio; el caso Katchadjián -su incorporación del cuento “El Aleph” en la obra El Aleph engordado- podría ser entre nosotros un ejemplo actual tanto o más interesante por lo conflictivo. Podríamos decir que “El Aleph” es un inodoro fuera de serie, distinto a cualquier otro, y para algunos como María Kodama cuando un inodoro es único no debe ser utilizado. 

En esta época del año, la Teoría de la Vanguardia se enseña en Puan, en las clases de Jorge Panesi, y sigue siendo un libro que sorprende y hace pensar a cientos de estudiantes cada otoño. Pero eso: sepan que anda dando vueltas esta edición de Las Cuarenta, que se consigue a muy buen precio, siendo más barato el libro que su fotocopia, y encima dicen que el libro es mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: