El festival Salida al Mar

Alguna vez este blog se creó y funcionó para divulgar un festival de poesía: el latinoamericano SALIDA AL MAR. Que se hizo una vez al año entre 2004 y 2011. Lo organizábamos poetas y editores; cada edición anual se fue haciendo en distintos lugares de la ciudad y el conurbano, y un par de veces incluyó la ciudad de Rosario. Abierto a todo el público y de ingreso gratuito, el Salida al Mar reunió en sus ocho ediciones a unos setenta poetas de otros países latinoamericanos y algo más de cien locales, de varias partes de Argentina. El objetivo permanente fue difundir distintas poéticas; pensarlas en relación con el contexto, y apoyar a las pequeñas editoriales que les dieron circulación. Para eso cada edición tuvo, además de lecturas, sus mesas de charlas y su feria de editoriales. Me acompañaron en la organización: Timo Berger, Eli Neira y Washington Cucurto (2004 y 2005); María Medrano (2006); Florencia Castellano, Javiera Pérez Salerno y Cecilia Eraso (del 2008 al 2011) y la agrupación “Estudiantes de Letras” (con Inés de Mendonca al frente) en 2007. Siempre nos resultó fácil conseguir espacios donde llevar a cabo cada jornada del festival: es famosa la frase de Sarmiento que dice “el mal de la Argentina es la extensión”: espacios sobran. Lo que falta es apoyo. De modo que cité a Sarmiento decenas de veces, sentado a la mesa de distintos directores culturales que me decían, con gesto dadivoso, “bueno, nosotros te ofrecemos el espacio, que es lo más importante”. En suma, nos acostumbramos a trabajar, desde lo organizativo, con un presupuesto bajo, a veces nulo. Precisó mucho esfuerzo y en mi casa, a falta de hotel, supo alojarse buena parte de la nueva poesía latinoamericana. También contamos, sin embargo, con apoyos materiales que fueron variando de una edición a otra y nos permitieron cubrir varios traslados para poetas no porteños, así como alojamiento en hoteles. Gabriela Massuh (Instituto Goethe) y Martín Prieto (Centro de España en Rosario) bancaron cada uno dos ediciones del festival, y lo hicieron también con el apoyo humano, comprometidos con la cosa. La Biblioteca Nacional y el Museo Malba, de modo más impersonal, también creyeron en nuestra propuesta y giraron presupuestos que hicieron posible que una edición tuviera más invitados internacionales y del interior. Súmese el apoyo sólido en lo humano de varios espacios como La Libre (librería de San Telmo), la vieja imprenta del tren en Haedo, los teatros Mandril y Garric y, quizás el más entrañable, la antigua Iglesia de los Marineros Finlandeses, de San Telmo: un lugar cerrado hace décadas, una iglesia construida y decorada como un barco al revés (el techo de madera emulando la carcasa) cuya llave de entrada al local cayó dos años consecutivos en mis manos gracias a la intervención de una querida amiga finlandesa. Otro espacio decisivo fue la Casa de la Poesía cuando la dirigía Daniel García Helder: ahí se hizo parte de las dos primeras ediciones del festival. Finalmente, un lugar que nos abrió sus puertas como lo hace cientos de veces, generosamente, para cientos de proyectos siempre y cuando no se les pida apoyo monetario: la UBA con sus facultades y su centro cultural (el Rojas): ahí también se hicieron varias jornadas, durante tres ediciones consecutivas.

Como cierre de esta síntesis, Salida al Mar fue el primer festival de poesía en Latinoamérica dentro de esta era en que la gente que escribe puede contactarse por internet. Esto hizo más fácil las cosas. Muchas veces la gestión u organización era la consecuencia sencilla de haber entrado en contacto genuino con la obra de alguien en Brasil o México: a la fascinación por los poemas de X podía seguirle la pregunta, por chat, “¿Alguna vez tenés pensado andar por Buenos Aires?”, y podía pasar que X respondiera: “Dale, si lo hacés en vacaciones de invierno junto unos pesos para el pasaje y me mando”. También fue común que alguien –yo mismo como editor de libros, o diferentes colegas poetas y editores– le llevara a X la propuesta de editarle un libro de poesía en Argentina, dejándole al otro el peso de la gentileza y el trámite del traslado. Como fue común que muchos invitados aceptaran venir porque tenían ganas de conocer Buenos Aires y toleraban la oferta de una cama en mi casa. En todos los casos tuvimos la suerte de forjar relaciones sinceras: nunca invitamos a nadie que no nos interesara como poeta. Y hubo un momento en que tuvimos que aprender a esquivar ofertas, porque hay de todo. La suma de lo concretado hizo que el festival tuviera un sesgo bastante generacional: el grueso de los invitados cada año fueron poetas nacidos en los ’70. Igual que los organizadores, sin ir más lejos. Pero las excepciones fueron tantas que, a la larga, no sé si se aplica eso de un perfil de generación. Las dificultades para financiarnos, mi pereza y entrada en pánico cada vez que escucho la expresión “gestión cultural”, mi incapacidad, en suma, para sostener en forma activa todo lo que es redacción de proyectos, pedidos de subsidio o apoyo institucional, fueron las razones que le dieron un cierre, creo que digno, al festival. Buena parte de los poetas activos en la primera década del siglo XXI desde México a Argentina pasaron por acá; muchos de ellos no eran conocidos en nuestro país y hoy se los lee con ganas.

* * *

COMIENZOS DE SALIDA AL MAR

La primera edición del festival se improvisó a partir de una serie de cosas. Por un lado estaba antecediendo la preparación de un libro, una antología a llamarse Poetas peruanas contemporáneas, que iba a ser lanzada por Eloísa Cartonera en esos días de 2004. La antología, a cargo de Cristian De Nápoli y Washington Cucurto, incluía trabajos de once poetas mujeres del Perú, algunas de las cuales tenían proyectado un viaje a Buenos Aires. Por otro lado, estaba la presencia en la ciudad de los poetas Timo Berger, alemán, y Elizabeth Neira, chilena. Fue en una charla en un bar de Almagro entre De Nápoli y Berger que se asentó la idea de hacer un festival latinoamericano con poetas locales + colegas peruanas + poetas residiendo entonces en Buenos Aires, como el costarricense Luis Chaves y el chileno Germán Carasco. La idea encontró apoyo en Washington Cucurto, quien consiguió la Casa de la Poesía como sede para el encuentro y convocó a Neira a sumarse a la organización. Por vía de Elizabeth llegarían como invitados chilenos dos poetas entonces muy cabros (chicos), Pablo Paredes y Héctor Hernández Montesinos, quienes luego acabarían creando un festival hermano en Santiago, el Poquita Fe. Otras dos personas que colaboraron en esa primera edición fueron Daniel García Helder, director de la Casa de la Poesía, y Marcos Cesarsky.

El primer Salida en julio de 2004 convocó a cincuenta poetas en lecturas y debates y se realizó en dos días a sala llena y pasillo lleno en la casa de Evaristo Carriego donde por entonces funcionaba la Casa de la Poesía. Dio aliento para pensar la continuidad del festival año a año. Así, en 2005 el mismo equipo organizador -De Nápoli, Berger, Cucurto y Neira- realizó una segunda, esta vez en tres días. Esa nueva edición contó con la presencia un numeroso grupo de poetas jóvenes de Chile, Perú, México y Brasil que viajaron por sus propios medios en ese mes de julio que para la mayoría de ellos, docentes, habilitaba una brecha de semanas sin compromisos laborales. A todos esos jóvenes se sumó Raúl Zurita, quien vino de Chile también por su propia cuenta a leer al festival. Más de quinientas personas hubo en el último día del encuentro, en la Antigua Iglesia de los Marineros Finlandeses, escuchando a los poetas de países hermanos junto a los locales.

A partir de 2006 la organización del festival quedó en manos de De Nápoli, los otros embarcados en diferentes proyectos como Eloísa Cartonera (Cucurto) y el festival Latinale con el que Timo Berger concretaba en Europa esto de reunir a poetas latinoamericanos jóvenes. El Salida al Mar, por su parte, de a poco iría abandonando el énfasis en lo generacional y pasaría a convocar encuentros sin atender a la edad de los poetas invitados.

En cuanto a su funcionamiento, Salida al Mar alterna la autogestión con el apoyo institucional para hacer posible la presencia de invitados de otros países. En 2005 y 2006, fue el Goethe Institut quien facilitó un presupuesto para cubrir algunos traslados y alojamiento. 2007 y 2008 dieron un trabajo conjunto con el Centro Parque España de la ciudad de Rosario que permitió que algunos poetas invitados a esa ciudad por Martín Prieto (director del Centro) pudieran allegarse también a Buenos Aires. Para 2009 fue la Biblioteca Nacional la que facilitó algunos alojamientos y traslados. La edición 2010 no tuvo ningún apoyo institucional, y es de esperar que las próximas se arreglen de una forma u otra. Y en pararelo algo usual desde 2007 es que los organizadores del encuentro propongan a invitados de Chile, Uruguay, Paraguay o Brasil que éstos traigan una veintena de libros propios que la misma organización pone a la venta durante el evento y con los cuales se acaba cubriendo normalmente buena parte del costo de traslado; para el alojamiento se dan soluciones caseras que suelen ser muy productivas.

En la edición 2006 la organización estuvo compartida por De Nápoli y María Medrano, poeta y encargada de Voy a salir y si me hiere un rayo(distribuidora de libros de poesía). Entre 2007 y 2009 quien colaboró fue la poeta Florencia Castellano, que para 2010 entró en “licencia” de maternidad. Desde 2010 lo organizan De Nápoli, Cecilia Eraso y Javiera Pérez Salerno, quienes desde hace un tiempo llevan adelante el proyecto PLUP! de ediciones en plaquette de nueva poesía latinoamericana.

afiche
LAS DISTINTAS EDICIONES DE SALIDA AL MAR

2004

Primera edición. Se armó en forma espontánea en un mes tratando de aprovechar la presencia en Buenos Aires de algunos poetas de países hermanos y la visita de un grupo poetas peruanas para presentar una antología. Colegas brasileños y chilenos se sumaron al evento y viajaron por sus propios medios.
La edición se hizo sin presupuesto alguno. La feria editorial se montó en la vereda de la Casa de la Poesía. Los invitados internacionales se alojaron en casas de conocidos. Daniel García Helder, desde la Casa de la Poesía, cedió el espacio, consiguió los equipos de sonido y colaboró en la difusión.
Esta primera edición se llevó a cabo los días 24 y 25 de julio de 2004 en la Casa de la Poesía de Buenos Aires, y reunió a 50 autores argentinos, chilenos, peruanos, uruguayos, brasileños y costarricenses, todos ellos poetas que comenzaron a publicar en los últimos diez o quince años. Hubo mesas de lecturas, debates, performances, exhibición de videopoemas y una feria de publicaciones de editoriales independientes.
Participaron de la edición 2004:

DE PERÚ: Enrique Bernales, Roxana Crisólogo, Ericka Ghersi, Elma Murrugarra, Victoria Guerrero.
CHILE: Germán Carrasco, Héctor Hernández, Elizabeth Neira, Pablo Paredes.
BRASIL: Paulo Fichtner, Guilherme Zarvos.
URUGUAY: Leandro Costas Plá
COSTA RICA: Luis Chaves (residiendo entonces en Argentina)
RDA: Timo Berger (residiendo entonces en Argentina)
ARGENTINA: Ezequiel Alemián, Marcos Cesarsky, Américo Cristófalo, Juan Desiderio, Mariano Dupont, Rodolfo Edwards, Martín Gambarotta, Griselda García, Mercedes Gómez (Rosario), Reynaldo Jiménez, María Paz Levinson, Roberto Liñares, Marina Mariasch, Marcela Mazzeim, María Medrano, Cristian de Nápoli, Rubén Ríos, Daniel Riquelme, Martín Rodríguez, Alejandro Rubio, Héctor Urruspuru, Verónica Viola Fischer, Laura Wittner, Ana Wajszczuk, Victoria Yoguel

En charlas y mesas de debate participaron además:
Anahí Mallol (La Plata), Ana Porrúa (M. del Plata), Walter Cassara, Damián Ríos, Cecilia Pavón, Romina Freschi, Santiago Llach.

rios

2005

El mismo equipo organizador de la primera edición se dedicó esta vez con más tiempo a celebrar la versión 2005. La Embajada del Brasil en Argentina facilitó el traslado de dos invitados. Con una ayuda de $1 500 otorgada por el Goethe-Institut (más la invalorable dedicación que el equipo coordinado por Gabriela Massuh puso en el cuidado de cada detalle) y de $ 900 otorgada por el CCEBA, se cubrieron algunos alojamientos de invitados y traslados en bus desde otras ciudades del país. Invitados de Bolivia, Chile y Perú viajaron por sus propios medios. Las invitaciones formales cursadas a los invitados mexicanos tuvieron éxito y hubo entidades que facilitaron su viaje.

Con el apoyo de García Helder se mantuvo la sede Casa de la Poesía, esta vez para una sola de las fechas, y se apostó, además de las jornadas celebradas en el Goethe, a un cierre en la antigua Iglesia de los Marineros Finlandeses: un predio en San Telmo que usa para sus reuniones la colonia de residentes finlandeses en el país; allí leyeron Raúl Zurita y Hugo Padeletti, entre otros, y el público superó los 500 espectadores a lo largo de las cinco mesas de lectura del día de cierre.

Participaron en lecturas de poesía:

PERÚ: Roxana Crisólogo, Miguel Ildefonso, Ericka Ghersi, Pedro Favarón, Luisa Lindo (los dos últimos, residiendo en Argentina)
CHILE: Raúl Zurita, Paula Ilabaca, Diego Ramírez, Héctor Hernández, Pablo Paredes, Pablo Karvayal, Víctor López, Raúl Hernández
BOLIVIA: Rodolfo Ortiz, Benjamín Chávez, Juan Cristóbal Mac Lean
BRASIL: Douglas Diegues, Camila Do Valle, Guilherme Zarvos
MÉXICO: Rocío Cerón, Hernán Bravo Varela, Pedro Serrano, Carlos Castro
ARGENTINA: Pol Ajenjo, Martín Armada, Lucía Bianco (B.Blanca), Emiliano Bustos, Gabriela Cabezón, Fabián Casas, Cuqui (Córdoba), Soledad Davies (Chubut), Gabriela Del Mastro, Ariel Devicenzo, Federico Docampo, Daniel Durand, Francisco Garamona, Germán Garrido, Santiago Llach, Laura Lobov, Sebastián Morfes (B Blanca), Matías Moscardi (Mar del Plata), Ná Khar Elliff-ce, Cecilia Pavón, Santiago Pintabona, Sergio Raimondi (B Blanca), Damián Ríos, Mariana Suozzo, Walter Viegas, Juana Bignozzi, Hugo Padeletti.

Ana Porrúa (Mar del Plata) y Sergio Raimondi dictaron un taller sobre las relaciones entre poesía y política.

plakat_presse

2006

La 3ª edición se realizó con apoyo de la Embajada del Brasil en Argentina (pasajes y estadía para dos invitados) y del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile por medio de su Dirección de Asuntos Culturales (DIRAC), el cual otorgó cuatro pasajes de avión y un monto de U$S 300 para cubrir parte de los gastos de alojamiento y traslado. El Goethe-Institut costeó gastos de alojamiento, recepción y una cena-fiesta de cierre, además de renovar el apoyo técnico y humano del equipo coordinado por Gabriela Massuh. El CCEBA aportó un pasaje para la invitada de Costa Rica y honorarios para los invitados que participaron de charlas en su sede Florida. La organización acordó con el Hotel Bauen el alojamiento de todos los invitados internacionales y muchos de los provenientes de otros puntos del país.

Las lecturas de la 3ª edición se realizaron íntegramente en el Goethe-Institut; allí y en el CCEBA se dictaron los talleres. Hubo lecturas individuales de José Ángel Cuevas, Chacal, Roberto Echevarren, Leónidas Lamborghini, Estela Figueroa y Mirta Rosenberg.

Participaron

CHILE: José Ángel Cuevas, Sergio Parra, Yanko González, Diego Ramírez
BRASIL: Chacal, Angélica Freitas, Ricardo Domeneck, Laura Erber
BOLIVIA: Marcia Mogro, Jessica Freudenthal
COSTA RICA: María Montero
URUGUAY: Roberto Echevarren
ARGENTINA: Osvaldo Aguirre (Rosario), Gabriela Bejerman, Mariano Blatt, Florencia Castellano, Selva Dipasquale, Carlos Eguía (La Plata), Consuelo Fraga, Gastón Franchini (M del Plata), Daniel G. Helder, Paula Jiménez, Andrés Kurfist (Neuquén), Leónidas Lamborghini, Eloísa Oliva (Córdoba), Osvaldo Méndez, Mario Ortiz (B Blanca), Claudia Prado (Pto. Madryn), Martín Prieto (Rosario), Mirta Rosenberg, José Villa, Marina Yuszczuk (B Blanca)

Silvana Franzetti (Argentina) y Mirta Rosenberg (Argentina) dieron junto con Timo Berger un taller sobre poesía alemana contemporánea desde la perspectiva de la traducción. Cuevas, Parra y González dictaron un charla-debate sobre la poesía chilena contemporánea. Ricardo Domeneck dio una clase sobre el poema “Máquina do mundo” de Carlos Drummond de Andrade en su relación con The Wasteland de Eliot.

2007

Esta cuarta edición se realizó durante cuatro días en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) y nuevamente en Casa de la Poesía y la Antigua Iglesia de los Marineros Finlandeses, gestionada por el organizador del festival con la ayuda del Encuentro Estudiantes de Letras. Y días después se realizó un Salida al Mar en la ciudad de Rosario, a cargo de Martín Prieto desde el CC Parque de España, quien al promover una edición rosarina del encuentro dio el apoyo para traer, también a Buenos Aires, a algunos invitados de otros países.
Participaron en Buenos Aires
de Chile: José Ángel Cuevas, Pablo Paredes
de México: Fabio Morábito
de Brasil: Marília García, Elisa Andrade, Angélica Freitas
de Uruguay: Eduardo Espina
de Bolivia: Vadik Barrón
de Argentina: Sonia Scarabelli (Rosario), Sergio Raimondi (B Blanca), Simón Esaín (Chascomús), Juana Bignozzi, Irene Gruss, Daniel Samoilovich, Guillermo Neo, Sol Prieto, Cecilia Eraso, Teresa Arijón, Pablo Katchadjián, Edgardo Pígoli, Paula Peyseré, Martín Rodríguez, Delfina Muschietti, Ana Mazzoni, Damián Selci, Jorge Fondebrider.

En Rosario:
Marilía Garcia (Brasil), Paula Peyseré (Buenos Aires), Sonia Scarabelli (Rosario), Angélica Freitas (Brasil), Martín Rodríguez (Buenos Aires), Rubén Sevlever (Rosario), Pepe Cuevas (Chile), Cristian de Nápoli (Buenos Aires), Estela Figueroa (Santa Fe), Vadik Barrón (Bolivia), Marcelo Cutró (Rosario), Cecilia Eraso (Neuquén), Osvaldo Aguirre (Rosario), Simon Esaín (Chascomús), Pablo Paredes (Chile), Jorge Fondebrider (Buenos Aires), Fabio Morábito (México), Héctor Piccoli (Rosario)

5078

2008

La quinta edición se realizó en el mes de julio en dos ciudades y con dos equipos distintos a cargo de la organización. En Buenos Aires, Cristian De Nápoli y Florencia Castellano coordinaron las actividades en los Centros Culturales Ricardo Rojas, El Otro Lado (Parque Patricios) y Paco Urondo (UBA); en Rosario, Martín Prieto estuvo a la cabeza del evento como director de CC Parque de España, que fue la sede rosarina del festival.

Participaron de esta edición, tanto en Buenos Aires como en Rosario, los invitados de otros países:
DE CHILE: Pablo Paredes, Begoña Ugalde y Ernesto González Barnert (quien además dio una charla sobre periodismo y poesía).
BRASIL: Carlito Azevedo y Marília García (también presentaron las revistas Inimigo Rumor y Modo de Usar & Co).
COLOMBIA: Andrea Cote Botero
PARAGUAY: Montserrat Álvarez
URUGUAY: Roberto Appratto

En Buenos Aires participaron en lecturas los argentinos
Darío Cantón, Tamara Kamenszain, Fernando Noy, Bárbara Belloc, Silvana Franzetti, Liliana García Carril, Fernando Callero (Santa Fe), Noelía Vera, Alfredo Jaramillo, José Abram Luján, Horacio Fiebekorn, Alicia Genovese, Gerardo Diego, Hernán Lucas, Agustín Privitera (Córdoba), Manuel Alemián, Carolina Esses, Verónica Viola Fisher, *

En Rosario participaron los argentinos
Leonardo Fontani (Córdoba), Florencia Castellano (Buenos Aires), Mercedes Gómez (Rosario), Sol Prieto (Buenos Aires), Violeta Kesselman (Buenos Aires), Juana Bignozzi (Buenos Aires), Nahuel Marquet (Rosario), Sebastián Villar Rojas (Rosario), Mariano Blatt (Buenos Aires), Agustín Privitera (Córdoba), Verónica Laurino (Rosario).

2009
Esta edición se realizó los días 6 y 7 de noviembre en la Biblioteca Nacional y en el Gran Buenos Aires, en el municipio de Haedo donde, al decir de Spinetta, el capitán Beto construyó su nave de fibra. La Biblioteca Nacional facilitó el traslado y alojamiento de invitados desde Rosario, Bahía Blanca y Jujuy.

Participaron:
de Brasil: Fabian Faleiros y Angélica Freitas
de Uruguay: Ian Lerner
de Bolivia: Pamela Romano
de Perú: Arianna Castañeda y Miguel Ildefonso
de Argentina: Roberta Iannamico (Villa Ventana), Beatriz Vignoli (Rosario), Mario Arteca (La Plata), Marcelo Díaz (Bahía Blanca), Paula Soruco (S.Salvador Jujuy), Sebastián Bianchi (Morón), Natalia Perz (Hurlingham), Gustavo Giovagnoli (V. López) y de Buenos Aires Valeria Meiller, Lucas Soares, Martín Armada, Sebastián Kirzner, Mercedes Halfon, Victoria Cóccaro, Carla Sagulo, Jacqui Behrend,
Paula Trama, Andrés Ruiz, Vanina Colagiovanni, Flavio Crescenzi y Soledad Castresana.
Durante todo el festival, mesas con libros de poesía de las editoriales Gog y Magog, Vox, Bajo la luna, Chapita, Santiago Arcos, Eloísa Cartonera, IAP, Mansalva, E.M.R. (Rosario), Tierra Firme, Macedonia, Metales Pesados (Chile), El niño Stanton, Black & Vermelho, 5P y otras, y una mesa del festival con libros de los poetas invitados.

2010 | programa
SALIDA AL MAR | FESTIVAL LATINOAMERICANO DE POESÍA
7° EDICIÓN | BUENOS AIRES | 2010

23 DE OCTUBRE
LA LIBRE. ARTE + LIBROS
BOLÍVAR 646 (SAN TELMO)
24 DE OCTUBRE
EL GARRICK
AVELLANEDA 1359 (CABALLITO)

INVITADOS DE BOLIVIA BRASIL CHILE MÉXICO URUGUAY ARGENTINA
LECTURAS | FERIA DE PUBLICACIONES | ENTRADA GRATIS
COORDINAN: Cristian De Nápoli, Cecilia Eraso y Javiera Pérez Salerno

El sábado 23 de octubre, en La Libre, leen:

19.30 hs
GABRIEL CORTIÑAS
GERMÁN ROSATI
y JONÁS GÓMEZ (Buenos Aires)

20.30 hs
CHRISTIAN AEDO (Santiago de Chile)
INTI GARCÍA (México DF)
MAURO LO COCO (Buenos Aires)

21.30 hs:
MARIANA BARRIOS (S.Cruz de la Sierra)
NATALIA LITVINOVA
y JUAN DESIDERIO (Buenos Aires)
+ ERROR POSITIVO rock

El domingo 24, en El Garrick, leen:

20.00 hs
Homenaje a IDEA VILARIÑO
(leyendo poemas propios y de I.V.)
JOSEFINA SAFFIOTI
MARINA GERSBERG
y MALENA REY (Buenos Aires)
+ ALEJANDRO BERÓN DÍAZ
y NATACHA JURBERG (kamishibai)

20.30 hs:
CAROLINA RACK (Coronel Suárez)
FRANCISCO BITAR (Santa Fe)
VÍCTOR LÓPEZ (Santiago de Chile)

21.30 hs:
FEDERICO LEGUIZAMÓN (S.Salvador de Jujuy)
DAVID WAPNER (Arad, Israel)
HORÁCIO COSTA (São Paulo)
TERESA AMY (Montevideo)

Durante todo el encuentro, feria editorial: mesas con libros de poesía de las editoriales Bajo la luna, Black & Vermelho, El niño Stanton, Gog y Magog, IAP, Tierra Firme y otras, y libros de los poetas invitados.

2011

SALIDA AL MAR | Festival Latinoamericano de Poesía
OCTAVA EDICIÓN | 2011
PROGRAMACIÓN COMPLETA

JUEVES 10 NOV
auditorio del MALBA | figueroa alcorta 3415

p r e s e n t a c i ó n + l e c t u r a s:

18.30
PAULA ABRAMO ciudad de méxico
GABRIEL YEANNOTEGUY buenos aires
CARLOS BATTILANA buenos aires

19.30
MERCEDES ARAUJO mendoza-bs as
JOSÉ CARLOS YRIGOYEN lima
MIRTA ROSENBERG buenos aires

VIERNES 11 NOV

terraza del MALBA | 18.00

ÓSCAR DE PABLO ciudad de méxico
GABRIELA SACCONE rosario
ELVIRA HERNÁNDEZ valparaíso

bar GRAU | 21.00 | jean jaurès 273

MARTÍN MAIGUA córdoba
MARTÍN DUBINI buenos aires
FERNANDO ESCOBAR PÁEZ quito
ERNESTO CARRIÓN guayaquil

SÁBADO 12 NOV
teatro MANDRIL | humberto primo 2758
+ ¡ f e r i a d e e d i t o r i a l e s !

18.30
JAVIERA PÉREZ SALERNO buenos aires
CHARLY GR. buenos aires
PAULA ABRAMO ciudad de méxico
VALERIA TENTONI bahía blanca
ALEJANDRO MÉNDEZ buenos aires

19.30
FERNANDA NICOLINI buenos aires
FERNANDO AÍTA buenos aires
FEDERICO REGGIANI la plata
HÉCTOR KALAMICOY neuquén
ROBERTO APPRATTO montevideo

20.30
LARA DOMÍNGUEZ vila gesell-bs.as
JOSÉ CARLOS YRIGOYEN lima
ERNESTO CARRIÓN guayaquil
ELVIRA HERNÁNDEZ valparaíso

El 12-11 en Teatro Mandril, a la par de las lecturas habrá feria con libros de editoriales: Gog y Magog, Bajo la luna, Nudista (Córdoba), IAP, Viajera, Eloísa, Black & Vermelho, Universo Bakterial (Perú), Calabaza del diablo (Chile), Niño Stanton, :e(m)r, Diatriba, PLUP…

Y el 14-11: “Salida al bar” en La Libre (Bolívar 646):
leen Óscar de Pablo + Escobar Páez + Poroto Riera y sorpresas.

ORGANIZAN
Cristian De Nápoli | Cecilia Eraso | Javiera Pérez Salerno

CON EL APOYO DE
MALBA /Fundación Costantini
Embajada de Ecuador en Argentina

La ENTRADA, GRATIS

Esta octava edición cuenta con el apoyo de:

Malba/ Fundación Constantini, que además de ser una de las sedes del festival hizo posible el traslado y alojamiento de invitados de Chile y Perú.

Ministerio de Cultura de Ecuador, vía la Embajada de Ecuador en Argentina, que facilita el traslado de los invitados de ese país.

Las editoriales Adriana Hidalgo, Bajo la luna, Gog y Magog, Ediciones Stanton (y otras por confirmar) que obsequiando ejemplares de sus ediciones nos ayudan a cubrir algunos gastos de traslado y recepción.

Las librerías Otra lluvia y La Libre que nos regalaron libros para sortear y juntar fondos.

Con la venta de libros de los poetas invitados Salida al Mar cubre algunos gastos de traslado y recepción. Apoyando a la feria de editoriales Ud. colabora también en la continuidad de este festival.

* * *

Parte de una entrevista realizada por Silvina Friera en 2008 para Página/12 a los organizadores de la 5a edición de Salida al Mar, Cristian De Nápoli y Florencia Castellano.

En las primeras ediciones del festival se convocaba a leer a poetas jóvenes, muchos de los cuales hoy conforman la llamada “poesía de los ’90”. Recién en las últimas ediciones fue ganando peso el intercambio generacional. De Nápoli cuenta que este cambio se explica por la lógica misma de todo evento autogestionado. “En la medida en que el festival va certificando que las cosas se hacen bien, de a poco te vas animando a invitar a gente que tiene una trayectoria importante. Porque una cosa es invitar a Buenos Aires a un poeta como el chileno Raúl Zurita y tener que contarle que no tenemos presupuesto, y otra cosa es tener que contarle eso y además de qué la va el festival. En la primera edición podría haber habido un cartelito ‘si naciste entre el ’66 y el ’73, bienvenido’, pero ya desde la segunda edición, en 2005, el tema de la edad se archivó. Desde entonces entra todo lo contemporáneo, todo lo joven que va de Leónidas Lamborghini y Juana Bignozzi a veinteañeros como Sol Prieto y Mariano Blatt”, enumera el poeta. “En el medio estaría la poesía de los noventa, que se dio en Buenos Aires aunque impulsada básicamente por dos poetas no porteños, dos ‘Danieles’: García Helder y Durand. Yo tengo esta teoría de los dos Danieles. Como todo mito, la poesía porteña de los noventa vino de otros lugares, en este caso de Santa Fe y Entre Ríos. Los dos Danieles se instalaron a fines de los ’80 en sendos barrios del sur de la ciudad y pusieron la máquina de lectura en movimiento”, detalla De Nápoli.

Durand creó “una revista under”, la 18 whiskies; García Helder “reinventó” una revista seria, el Diario de poesía. “Los dos pusieron a Leónidas Lamborghini en el centro: Helder en tándem con la poesía de Bignozzi, Durand con la de Ricardo Zelarayán –compara De Nápoli–. Los dos crearon talleres más o menos informales y difundieron a mucha gente, ya sea a sus amigos o a sus alumnos, como a gente que no era ni una cosa ni la otra. Un poco de coloquialismo erudito, otro poco de objetivismo achabonado; de cualquier forma los equívocos vinieron después. Y el mito se fue creando con exageraciones, forzando la barra. Helder, por ejemplo, prologó con sesudos análisis fonológicos libros de poetas que no saben la diferencia entre un morfema y una sílaba, como es el caso de Alejandro Rubio, que es un gran poeta, uno de los más sólidos, pero la suya es cualquier cosa menos una poesía de finas hebras. A Durand el barrio de Boedo se le volvió un templo donde él era la Roca: una roca odiante, pero que no se sabía bien qué odiaba. Igual, como dice Adorno, la exageración produce conocimiento, y a mí en lo personal no me cabe duda de que los dos Danieles tuvieron la influencia más positiva en la historia de la poesía argentina, en el sentido de crear una época. Es lo que pasa cuando varias cabezas están sinceramente pensando: ‘En este momento hay gente que escribe muy bien y mi tarea es difundirla’. Cuando eso pasa, el nivel general sube con todo. Hoy hay cincuenta poetas argentinos que están escribiendo muy pero muy bien, y por ahí son cinco narradores nomás los que parecen trabajar en serio. La poesía de los noventa es eso. Y encima los libros se pueden leer, ¡se consiguen en librerías!”

“Me acuerdo que una vez Mirtha Legrand tenía a la mesa a no sé qué filósofo y ella en un momento dijo: ‘¡Cómo me gustaría tener tiempo para leer a los griegos!’, un poco el uso mítico del artículo definido, ‘los griegos’. Y el filósofo le contestó: ‘Bueno, Mirtha, en realidad a los griegos te los podés leer en un verano’. Lo mismo con los poetas de los noventa, digo, salvando las distancias, pero para seguir con esto del mito: en un verano te los leés”, bromea De Nápoli.

La quinta edición del festival se produce a pocos meses del Premio Cervantes a Juan Gelman y del discurso inaugural de Ricardo Piglia en la reciente Feria del Libro, en el que puso el énfasis en la importancia de la poesía. “Las dos situaciones promocionan la lectura de poesía y desde ese punto de vista, suman –plantea Castellano–. Una gran feria, como es la del Libro, tiene un destinatario acorde, es decir: uno grande, una parte de la sociedad a la que le interesa estar informada pero quizá lee poco o directamente no lee poesía. Por eso, puede constituir una oportunidad para que alguien se pregunte ¿por qué se lee poesía, por qué se escribe poesía? Sin embargo, no creo que por esas dos situaciones el festival reciba nuevo público. De todos modos, las palabras de Piglia cambian la mirada de algunos lectores y algunas editoriales sobre un género que, para muchos, es considerado críptico, cursi, marginal.” De Nápoli recuerda que cuando Gelman ganó el Cervantes leyó que en una entrevista el periodista le hacía una observación: “‘Hoy los poetas jóvenes lo tienen como su mayor influencia –le dijo–, y eso se ve sobre todo en el tono.’ Cuando leí eso pensé: ‘Justamente lo único que no se conoce de Gelman es el tono, porque casi ninguno de nosotros lo escuchó leer’”. Lo de Piglia, para De Nápoli, fue magistral. “Abrió la cancha, mencionó a muchos poetas y puso el dedo donde había que ponerlo: si sos un narrador y no estás leyendo la poesía contemporánea vas mal. Al menos es así si sos de esta ciudad, la ciudad de hoy, una ciudad que fue anticipada por la poesía contemporánea: la ciudad de D’Elía y de Pomelo Rock.”

* * *

EN LA LENGUA DE LULA. La difusión de Salida al Mar en portugués

SAÍDA AO MAR é um festival internacional de poesia organizado por poetas e editores independentes, aberto a todo o público e com entrada gratuita. Participam a cada ano por volta de 20 poetas de outros países latinoamericanos e uma quantidade similar de convidados de toda Argentina. Os eventos incluem mesas de leitura, performances, oficinas, debates e uma feira de publicações (editoriais e revistas).

Todos os anos, o festival reúne poetas de diferentes países do nosso continente. Alguns deles são poetas claramente consagrados – Raúl Zurita ou Juana Bignozzi, por exemplo, participaram na edição de 2005. Outros são poetas surgidos e consolidados nos últimos dez anos ou quinze anos – os peruanos Roxana Crisólogo e Miguel Ildefonso, ou o brasileiro Douglas Diegues. Outros poetas como Pedro Favarón (Peru), Victor Lópes (Chile) e Mariana Souzzo (Argentina), que participaram em 2005, são jóvens em alguns casos inéditos rastreados pela internet ou em oficinas literárias.

A primeira edição de SAÍDA AO MAR foi levada a cabo em julho de 2004, com o apoio da Casa da Poesia da Cidade de Buenos Aires. A segunda edição teve lugar em julho de 2005, no Instituto Goethe, na Casa da Poesia e na Igreja dos Marinheiros Finlandeses.

Acerca do Festival

Justo buscávamos um nome, e nos deparamos com uma identidade Queríamos um título para um evento, e encontramos um conceito. Bolivarianos desocupados, com nossa falta de trabalho fazemos um festival E assim vai surgindo uma saída: inventar outros mercados comuns. Reunir poetas contemporâneos. Escutár-los, chamar a uma audição, que os escutem em um ponto e que os leiam em um trajeto de cidade a cidade.

Queremos um continente circular, uma poesia disposta a ser lida, e cem publicaçoes em Caracas, outras cem em Cuzco, cem em Valparaíso, cem em Assuncao, E assim até dois mil, logo outras cem em Curitiba. E nós buscamos um nome espinhoso, mas justo e necessário. Em princípio porque a poesia é nossa saída ao mar e ademais porque, igual os políticos, os poetas criam figuras de linguagem mas a diferenca deles o óbvio também nos desinibe. Está em nossa saída, a que gostamos.

* * *

Nota que escribió David Wapner luego de la última edición del Salida al Mar, en octubre de 2011, y de la muerte de Néstor Kirchner.

Horas antes de que K
por David Wapner

Desde Israel, país en donde vivo desde hace doce años, pude narrar en blog, casi en tiempo real, las circunstancias de una guerra. Pero la velocidad del periodista no es una de mis virtudes, de modo que, a menudo, la realidad me pasa por encima, y el objeto de mi crónica se debilita, o esfuma, o se modifica de modo tal, que ni él ni yo nos reconocemos. Así, entre la lectura de la poeta uruguaya Teresa Amy, que cerró la última mesa del Festival de poesía latinoamericana “Salida al Mar” (domingo 24 de octubre, cerca de las 23.30), y el día en que escribo esto, murió Néstor Kirchner. Ahora, la lectura en reversa cambia su sentido, el pasado inmediato se afecta, el disfrute de aquel fin de semana de lecturas, en dos noches y un asado, adquiere significado nuevo. Ya está, fuimos atravesados, ¿qué les voy a decir, dentro de un par de horas, cuando vaya a Plaza de Mayo, a cada una de las decenas de miles de personas, con las cuales me pienso mezclar? ¿Que en dos noches pasadas, sábado 23 y domingo 24 de octubre, cuando todavía vivía el ex-presidente, me abracé con viejos amigos, todos contentos de estar juntos y vivos, reunidos para escuchar y leer poesía? ¿Que en cada acto hubo lleno, cantidad de lectores y oyentes jóvenes, veinte, treinta, o más años menores que yo? El peso del duelo colectivo sitúa las almas en otro lado, y esta reseña, es muy probable, quedará en suspenso, aún cuando haya sido impresa, hasta que el coleccionista de suplementos literarios de con ella en un número viejo, o le salte en una búsqueda de Google. Para aquel que regrese, algún día, a los días previos a la gran despedida, cuando las ondas del cimbronazo remitan, quiero dejar algunos apuntes..

1
Hubo un festival de poesía que convocó y organizó a pulmón el poeta y crítico Cristian De Nápoli. Con la ayuda de la librería Libre (de San Telmo, que ofreció su terraza) y la sala Garric, de Caballito, Cristian y sus colaboradoras, Cecilia Eraso y Javiera Pérez Salerno (las que llevan adelante el proyecto editorial PLUP) reunieron a un puñado de poetas, en gran parte jóvenes, algunos de los cuales leyeron poesía de peso.

2
El santafecino Francisco Bitar, el mejicano Inti García Santamaría, los porteños Mauro Lo Coco, Jonás Gómez y Gabriel Cortiñas: yo sé que es injusto, el festival fue, con altibajos, parejo, pero no puedo dejar de destacarlos del resto. Publicaron libros potentes y, por añadidura, leyeron bien. Sobre todo Bitar, Bitar me pegó fuerte.

3
A Juan Desiderio me cuesta asimilarlo al conjunto de los participantes, lo conozco desde hace veinte años y no puedo ser imparcial con él y su obra. Al barrio de su primera época lo hizo subir al infierno, lo pasó por Blake y le puso voz de barítono.

4
Uno de los mejores momentos: “Poroto”: el autor de las pastas de garbanzo que se sirvieron entre lecturas la noche de la terraza de Libre, recitó fuera de programa, poemas suyos más uno de César Fernández Moreno, con oficio, de memoria.. Cruce entre Julián Centeya y Rodolfo Edwards, de pie, las manos en los bolsillos, yo creí que “Poroto” era el solista de “Error Positivo”, el trío de rock que venía tras cartón, y que cerraba la velada. Error.

5
El homenaje a Idea Vilariño fue desparejo, me dio la impresión de que las poetas-lectoras, no estaban del todo metidas en lo que leían. Como cantantes que aún buscan su registro, así me parecieron. Y el actor, con su ayudante y su caja (que hacía tac, tac, tac), dijo bien. Esta sección podría haber sido mejor sitio para Teresa Amy, se hubieran sentido más segura aquí la uruguaya y sus poemas.

6
El brasilero Horacio Costa, poeta sólido, inteligente, leyó en portugués, poemas en los cuales la erudición pasa por un filtro de humor que los libera y es parte del secreto de su gravitación. . Costa concluía un poema y daba paso a De Nápoli, quien leía su traducción. La sensación es que esta lectura doble se elevaba por encima de la línea de flotación, aterrizaba, se volvia a elevar, y asi.

7
El jujeño Federico Leguizamón leyó a los pedos, como un intento de mandar la mayor cantidad de poemas posibles en el menor tiempo. Luego, en las hojas impresas que me pasó confirmo que es bueno, por ejemplo “jujeño / el bochinche es del tero que canta su canción”. El tero, si no me equivoco, apareció más de una vez en este festival.

8
También leí yo.
Ahora me eclipso, ya estamos en el día siguiente, llueve como siempre que hay funeral peronista.

Anuncios

17 comentarios to “El festival Salida al Mar”

  1. f e d e Says:

    quisiera saber acerca de las posibilidades de participar en el festival poesia al mar

  2. Celina Vautier Says:

    Me encantaría participar en un festival de poesía así. Me enteré por el diario, salío un artículo en Página 12. Soy poeta y busco una manera de hacer llegar mi poesía a la mayor parte de lectores o de escuchas posibles. Es difícil, por momentos parecería que la poesía no le interesa a nadie y que somos una cantidad de poetas que nos reunimos en grupos, entre nosotros, para escucharnos mutuamente. No es esa nuestra meta, es llegar a la gente común, a la que nunca lee poesía y no sabe cuán rica es esa lectura, que nos da a entender millones de cosas, con una pocas palabras bien encontradas. Mucho les agradecería me comunicaran acerca de sus actividades y eventos. Desgraciadamente en estos días tengo compromisos preexistentes casi todos los días. Pero la vida no se termina hoy. Comuníquense conmigo, por favor.

  3. Alan Tadeo Says:

    Hola,

    Quisiera saber cómo seleccionan a los lectores en sus festivales. Gracias.

    Alan Tadeo

  4. Alan Tadeo Says:

    Cristian,
    ¿podrías explicar cómo se seleccionan los invitados a los festivales que ustedes organizan?

    Gracias por tu atención

    Alan Tadeo

  5. Juan Carlos Says:

    Me parece muy buena la idea de Uds. Yo estoy en lo mismo, dar a conocer lo que escribo, sobre todo mi poesía (algo que hace mucha falta en estos tiempos)
    Saludos y afectos. Juan Carlos.-

  6. Juan Carlos Says:

    Me parece muy buena la idea de Uds. Yo estoy en lo mismo, dar a conocer lo que escribo, sobre todo poesía (algo que hace mucha falta en estos tiempos)
    Adelante con todo, saludo y afectos. Juan Carlos.-

  7. Jorge Gustavo Portella Says:

    Escribo para saber cómo se puede optar por participar en el Festival, observé que no hay poetas venezolanos -naci en el perú pero he vivido y hecho carrera en Venezuela. Tengo 5 poemarios publicados, 35 años, una antología publicada en EUA, y un libro en España con Renacimiento. Me interesa mucho conocer el movimiento poético actual en otras naciones de nuestro continente. Espero su respuesta.

  8. tetrabrik Says:

    buena suerte en esta edición!

    va un abrazo

  9. Luis Brizuela Says:

    Conduzco un programa sobre cultura en la AM530 “La voz de las madres” y estoy interesado en hacer una entrevista sobre este festival.
    Gracias

  10. denapoli Says:

    hola luis
    el festival se hace una vez al año. este año vendría la séptima edición, pero todavía no sabemos si se va a concretar. si lo hacemos será para noviembre y con gusto aceptaríamos lo que proponés. saludo

  11. raqel Says:

    Hola, mi nombre es Raqel Escudero, y soy poeta. Quisiera algun domicilio de e-mail, para comunicarme con ustedes, pues acá (en Salta) estamos en los primeros pasos de organizar un encuentro anual de poetas. Y, claro, vuestra experiencia es muy importante para todos. Leía a Medrano en la web de pagina 12…Creo que todavia seguimos cometiendo el error de no conocer a la gente del interior del País. Gracias.
    Mi blog (no tengo web) es:
    http://raqel-raqelescudero.blogspot.com/

  12. denapoli Says:

    gracias, raquel, qué pena si no conocés a la gente del interior del país, te estás perdiendo grandes poetas. te puedo dar una mano y recomendar lecturas de: escudero (san juan), mansilla (neuquén), groppa (jujuy), figueroa (sta fe), cros (bariloche), vera (salta), pibes como bejarano (entre ríos), bitar (santa fe), paula soruco (jujuy), leguizamón (jujuy), de córdoba y de rosario muchos más, y seguro vos también tenés algunos para recomendarnos, escribinos acá o a crisquitin@yahoo.com, saludos
    cristian

  13. pedro Says:

    dejeb de ovo

  14. patricia molina Says:

    les agradeceria si alguien puede darme la direccion de correo de gabriela saccone o bien pasarle mi direccion .me encantaria poder hablar con ella muchas gracias
    desde españa patricia

  15. denapoli Says:

    hola, patricia
    le acabo de reenviar a gabriela tu dirección de mail

  16. Julián Says:

    Estoy intentando ponerme en contacto con Daniel García Helder pero no logro dar con su correo electrónico, ¿por casualidad lo tiene o podría pasarle el mío en su defecto? Muchas gracias.

  17. Javier Alonso Montero Sánchez Says:

    Hola, soy poeta Colombiano de 31 años…Me gustaría saber acerca de como participar en vuestro festival. Recorro suramerica y centro América buscando espacios para presentar mi trabajo literario, mi vida y obra tanto humana como espiritual. Agradezco la información y contacto que me puedan otorgar para enviarles mi portafolio. javi.monterocat@gmail.com poetajalomon@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: