Archive for 29 julio 2010

Francia

julio 29, 2010

Natalia-Oreiro

A Natalia Oreiro la amamos desde la época de poesia.com y era un amor de formación donde se sabía, porque se sabía, que algún día íbamos a dar algo más de nosotros mismos. Nati hoy da la actuación de su vida en Francia, la nueva película de Caetano; por mi parte acá estoy, tratando de escribir sobre esta película que recomiendo y que recomiendo ir a ver al cine de Néstor, el Gaumont. (more…)

Grasa

julio 25, 2010

“Para vos todo es grasa”, me dijeron. Pero no era eso; en realidad, para mí era grasa todo lo que para esa persona no lo era. Nunca me pareció, por ejemplo, que los peronistas fueran grasas (distinto, y que pueden chorrear por todos lados, son los neoperonistas). Estoy abordando un tema muy banal, pero como los temas banales son los más teorizables me animo y sigo. Siempre entendí la grasada en un sentido muy cultural como esto: como la marca, en medio de un discurso, del fracaso en la voluntad de distinguirse, de mostrarse superior. La grasada es conminatoria en personas estudiadas y cultas, ¿si no qué gracia tiene? Grasa puede ser Alan Pauls, supongamos, y no lo es. Grasa es Pola Oloixarac cuando escribe en francés con errores. Un pifie cultural que derriba un esfuerzo intelectual tramposo, una pretensión vana: eso desnuda lo grasa.

 

Albukassen

julio 22, 2010

Así se llamaba un alquimista persa del siglo X. Dejó una descripción, la más antigua que se conserva, sobre el proceso de destilar el whisky. (more…)

Niña

julio 11, 2010

Una niña tiene sueños que incluyen
la unidad del azul en un príncipe
y el descontrol del rojo en una barrabrava.
Pero una niña no va al cine cada semana
para después andar torciendo la realidad.
Una niña quiere el efecto de una verdad
clásica.
Una niña es el odio a las proporciones.
Así, lo que se haga mejor
nunca salda el error desde que uno
más astuto que tonto es infrahumano
y más tonto que astuto igual.
Dónde se vio, dice la niña,
que alguien pueda estar hoy hecho un tonto.
Tiembla la teoría de la relatividad
en los países donde sobrevive
la niña, lo más antiguo del mundo.
Y nos importa que crezca.
Y nos importa que no crezca. Y corremos
detrás de su pueblo por estas avenidas
buscando la imagen que se perdió,
la cara donde ella se reconoce.

Los democráticos

julio 7, 2010

En el mundo hay dos tipos de ciudades: frías o calientes. Río de Janeiro es caliente, qué duda; pero San Petersurgo debe serlo también, con o sin nieve. Aunque tuviera mucha plata -iba a decir “aunque me ofrecieran trabajo”, pero así sí iría-, aunque tuviera mucha plata hoy no iría a San Petersburgo. Sí a las ciudades frías: Manchester, San Pablo, Porto Alegre.
Quisiera volver a la escritura fría. La de los ensayos.
Y suspender la caliente de los cuentos, de las ideítas, de los blogs. Pero es lo que toca.
La escritura de los blogs busca calor. Prefiero los textos que buscan frío, porque se esfuerzan en la argumentación y tienen, para el que sabe leer, el encanto extra al hacernos una idea del que escribe, de lo caliente que está. Muchos posteos, en cambio, del tipo impresionante o del tipo expresionista, si algo paralizan es el deseo de saber más sobre esa persona que se muestra tan espontánea justo a la hora de escribir.
No puedo esta vez ir a “Os democráticos”. Estuve años con ganas de darme una vuelta, y hoy que me invitan no. Un hermoso recuerdo de ese club de samba al viejo modo, bailada de a dos, una banda siempre en el escenario, el cabaquiño… El barrio de Lapa, al lado Santa Tereza, las playas cariocas…
Claro que a las ciudades las hacemos todos. Me acuerdo que una noche Rosario se convirtió en Río de Janeiro. Bailamos tanto esa vez: el brasileño Horácio Costa solo, García Helder y su pareja, vos y yo. ¡Pero qué voy a ir a Río de Janeiro a convertirla en Rosario!
Voy a llegar hasta Porto Alegre que es donde está el trabajo y ahí me quedo. La ciudad, el temperamento de los gaúchos, ir al río con el mate y el termo bajo el brazo. Charlar con Angélica Freitas, mi poeta del presente. Ir, si las changas salen bien, a una playa del sur, de ésas que nunca figurarían en una enciclopedia turística brasileña, y si toca un buen día nadar ahí.
Puedo vivir sin vos. Lo que no puedo es vivir sin vos y bailar samba.

No identificado

julio 4, 2010

Voy a cantar
Una canción cualquiera
Una canción con onda
Brasilera
Para lanzarla después del mundial
(more…)